Películas para ser el puto amo del rock- Vol. III.

This is Spinal Tap (1984)

Esta película fue el debut de Rob Reiner, que después rodaría grandes filmes como «cuenta conmigo»,»La princesa prometida»,Misery» o «El lobo de wall street», y marcó un antes y un después en la historia del cine ya que fué el primer «falso documental» oficialmente conocido como tal.  Trata de una banda de heavy metal formada por el mismo Rob Reiner (aparece como director del «documental») y el resto de miembros/actores del ficticio grupo. ( Christopher Guest, guitarrista líder, Michael McKean, vocalista y guitarrista y Harry Shearer, bajista).

Fueron  rodadas unas 10 horas de improvisación, así que imagina la de gags que puede haber, una locura; los propios actores se metieron tanto en el papel que llegaron a tocar los temas por sí mismos y de hecho les moló tanto la movida que siguieron como grupo, grabaron discos e hicieron una gira.

La película mola un huevazo; es una sátira que se ríe de todos los tópicos de la cultura rock y de la vida de sus estrellas, y te partes la caja; ¡altamente recomendable!

 

Rock Star (2001)

Esta peli, dirigida por Stephen Herek, tiene bastante en común con la anterior, ya que trata también de una banda de heavy ficticia, basada «ligeramente» en la vida de Tim ‘Ripper’ Owens y en su llegada a Judas Priest cuando Rob Halford estuvo ausente.

Mark Wahlberg y Jennifer Aniston son los protas de esta gozada de peli y la banda ficticia, Steel Dragon, está formada por músicos reales de grupos como Steelheart y Black Label Society. (Zakk Wylde incluido, por supuesto) y obviamente, la BSO es un trallazo.

Como dato,  al final de la peli hace una aparición estelar el gran Myles Kennedy (Alter Bridge), pero no sigo que te hago spoiler.

Tienes que verla, sí o sí.

 

 

School of Rock (2003)

Otra peli basada en una supuesta banda rockera, en este caso formada por niños, alumnos de un caótico y desastroso profesor con delirios de grandeza (Jack Black) que les mostrará el camino para ser los «putos amos del rock».

El guionista Mike White, también actor de la película, escribió esta historia pensando en Jack Black y su carismática personalidad (un chiflado histriónico o simpático, dependiendo de quién lo mire) y consiguió, de la mano del director Richard Linklater y el resto del equipo, una peli en la que el ROCK es el protagonista y la BSO un auténtico bombazo, con piezas de Deep Purple, AC/DC, Ramones, The Darkness, The Black Keys, Stevie Nicks, Led Zepellin, Cream, The Doors, The who…

Lo que más mola de todo esto, es que los chavales pasaron un intenso casting y son todos unas putas máquinas, músicos en la vida real, y es una gozada ver como tocan.

No es la película del siglo, ni de culto, ni nada que se le parezca, pero ojala los chavales visionaran más pelis como estas en vez de tanta mierda. He dicho. 😎

 

 

Difunde nuestro credo!