Aunque no se dejó muchas neuronas con el título, hay que reconocer que el casting es la leche: Chris Cornell, Ozzy Osbourne, Lemmy Kilmister, Iggy Pop, Dave Grohl…. Claro, si te llamas Slash puedes hacerte un disco con esos colegas, si lo intento yo acabo grabando con el Chino, el Rata y el Jonny.

A todo esto hay que sumar que en el disco colaboraron todos los ex-miembros de Guns n Roses, menos el gordo, claro. Además, en varios temas colaboran  Chris Chaney al bajo y Josh Freese a la batería.

Una cosa que me peta mucho la cabeza de este álbum es que cada tema parece compuesto para el estilo de la banda de la que viene cada cantante. Con el sello de Slash a la guitarra que se nota a la legua, eso sí.

 

Lista de Canciones del disco Slash

Veamos pues la lista de temas y quién es la estrella invitada en cada uno, o como se dice ahora, feat. :

Ghost: Tema bastante melódico cantado Ian Atsbury , cantante de Cult.

Crucify the Dead: Si vas a tocarte algo con Ozzy, ex Black Sabbath, que ponga algo siniestro en el título, claro que sí.

Beatiful Dangerous: Menuda animalada el registro de voz que consigue sacar aquí Fergie, de Black Eyes Peas. Que talento desperdiciado, si se hubiera dedicado al Rock y no a… eso.

Back From Cali: Tema que entró a última hora en el disco, y que creó una sociedad perfecta entre Slash y Myles Kennedy. Y no es que sea yo agorero, es que le gustó tanto que se quedó con él, siendo desde entonces el cantante de la banda.

Promise: Shhh, si es mi añorado Chris Cornell el que canta en un tema, se escucha en silencio y punto. Melofo.

By the Sword: Curiosamente, buscando cosas de Andrew Stockdale (Wolfmother) fué como descubrí esta maravilla de disco. Temazo, que incluye video que merece un comentario aparte, porque cuando lo ví por primera vez, me imaginé este proceso creativo:

– Slash: ¿Y tú de donde eres, manguango?
– Andrew: De Australia, ese cacho desierto con bichos raros.
– Slash: Hostia, pues se me ocurre hacer un vídeo post-apocalíptico en un desierto, que haya una alcantarilla que sea una entrada a un garito y debajo estamos tocando nosotros. Y que en un momento dado haya dos tías buenorras dándose el lote, así, a lo loco.
– Andrew: Jajaja como eres Slash. Pásatelo de nuevo que estás uñeando ya, cabrón.

Si no me creéis, ved esta maravilla:

 

Gotten: Si te has puesto el tema antes de leer esto, no… no es una piba la que canta este tema (yo la primera vez pensé que sí). De hecho tuve que buscar quién era el tal Adam Levine y en la wikipedia me puso que es el de Marron 5. Pos vale. No obstante, es un temazo, muy tranquilito, eso sí.

Doctor Alibi: Y si después de un tema tan tranquilito en el siguiente te viene Lemmy, te peta la puta cabeza. Y resulta que hay un vídeo de una actuación en el Downolad Festival de 2010 en el que el susodicho sale a cantarla (De nuevo, feat). La grabación es con un movil, pero merece la pena verlo porque es una rareza.

 

Watch This: Y para completar un álbum redondo, un trallazo instrumental con Dave Grohl (Nirvana, Foo Fighters) y Duff McKagan (Guns ‘n’ Roses), que si le sumamos a Slash hace un trío de ensueño. El tema mezcla partes de Blues y Hard Rock.

I Hold On: Como no todo iba a ser subidones, llega el que para mí es el peor tema del disco con Kid Rock (dime de que presumes…). Un tema que podría llegar a rozar el Pop. Lo mejor de la canción: Los coros.

Nothing To Say: Inicio «pesado» de un tema que en los primeros segundos parece de Black Sabbath pero mezclado con el característico sonido de la guitarra de Slash. Interpretado por Matt Shadows (Avenged Sevenfold) es la cuota de ritmos metaleros del disco.

Starlight: De nuevo repite Myles Kennedy en este tema lento, pero que le viene ni que al pelo para presumir de agudos,

Saint is a Sinner: ¿Recuerdas lo que me pasó con el Gotten? Pues exactamente lo mismo con Rocco DeLuca, con la diferencia de que en este caso tardé tiempo en darme cuenta que no era una mujer. Y eso que el nombre me debería haber dado una pista. De nuevo tema tranquilito, con un toque claramente Indie.

We’re all gonna die: Y cerrando esta obra de arte tenemos al señor Iggy Pop colaborando en un tema que se le ajusta al dedillo a su estilo. Desde luego, por aspecto, ¿quién mejor que Iggy para hablar de la cercanía de la muerte?

5/5 (1 Review)